¡De lo bonito que es estar rodeada de gente bonita!

El pasado Domingo me operaron, mi principal preocupación era ¿quién iba a cuidar a los pequeños de la casa del gato?, en primera opción pensé en la tía Marce que siempre está ahí, luego recordé que se iba fuera del país y quedé sin más opciones.

Después, haciendo un recuento de la gente bonita que me rodea encontré muchísimas personas que me tendieron la manito con los peques, una súper personita que se llevó a los más bebes para su casa para ser su niñera, otra personita que aunque no pudo venir me mandó a alguien para que me ayudara con todo en general, y finalmente aparecieron más personas… Una niña súper comprometida que vino todos los días en las noches a ayudarme con mis peques, otra lindura que hasta al médico me acompañó, hasta la tía Alicia me dio una manito para tener a alguien que me ayudara y eso que está en el exterior, y por último y no menos importante mi pareja que como siempre está dispuesto a ayudarme con los chiquitines cada que puede.

Y descubrí que no hay nada más bonito en la vida que estar rodeada de gente bonita, especialmente si esa gente bonita ama a los gatitos y está comprometida en la causa.

Toda la semana recibí llamadas y mensajes de gente maravillosa preocupada por mi recuperación, ¡y yo que pensaba que la gente sólo se preocupaba por los gatos y no por quién cuidaba de ellos!, pero no es así, ahora veo que en huellitas contamos con muchísimas personas divinas que siempre estarán allí cuando lo necesitamos, aunque sea de la distancia.

Gracias gente bonita por estar allí para mi, yo estoy aquí para ustedes.

¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.