Papás para las fieras

Hace apróximadamente un mes ingresó a la fundación 4 pequeños gatitos, ¡que fieras!, era casi imposible tocarlos.

Traté por todos los medios de ganarme su cariño y amor, pero no lo logré, se enfermaron y tuvieron que ser hospitalizados (al menos 3 de ellos), el que estaba sano era el peor de todos, me atacó en varias ocasiones, y llegué a perder las esperanzas con ellos. Con ayuda de una etóloga logramos volverlos un poco más queridos, pero sus probabilidades der ser adoptadas no eran muchas, ¡como es de difícil dar gatos en adopción y si son pequeñas fieras es peor!

Pero, como Dios sabe lo que cada uno necesita, les mandó a dos de las fieras (los más difíciles de tratar), un par de papás gatunos que los aman y los aceptan así, con mal genio y todo, ¡que bonito, y motiva de una forma que no se lo imaginan!

Dos de las fieras fueron adoptadas junticas, Marianito y Alegría, ahora se llaman Hansel y Gretel, y sus papás están felices con esos pequeños ogros, dicen que son perfectos para ellos. Dios los hace y ellos se juntan, con mucho amor, eso sí.

Aquí las fieras:

Gretel

Hansel

 

Un comentario sobre “Papás para las fieras

  • el septiembre 6, 2016 a las 11:45 am
    Permalink

    Los amamos y cada día es mejor. Hoy gretel nos saludo y se dejos consentir un rato sin salir huyendo… estamos seguros que el amor lo puede todo, aún más cuando se aceptan tal como son. Los chiquis están felices juegan todo el tiempo y ya nos aceptan más

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.